Login

Contact us on +420 776 184 984 

Basket

 

Search

Praga

Praga

Praga es una de las ciudades más bellas del mundo, la perla histórica de Europa y también es el centro político, económico y cultural de la República Checa. Praga es un museo abierto de todos los estilos arquitectónicos y es rica en monumentos. Por un lado, es una ciudad de mucha música clásica, es un lugar romántico y nostálgico, y por el otro es también una capital moderna y con mucha vida y movida nocturna.

El centro histórico de Praga, ocupa un área de 866 hectáreas y ha sido inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1992. El centro histórico - la Ciudad Vieja, el Barrio Judío, la Ciudad Nueva, la Ciudad Pequeña y Hradčany con el Castillo de Praga - hace parte del tesoro cultural nacional.

Rio Moldava

Gracias al poema sinfónico de Smetana el río Moldava es probablemente uno de los ríos más conocidos en el mundo, aunque para los estándares mundiales es más bien un riachuelo humilde: son 31 kms que pasan por Praga, la profundidad promedia es de alrededor 4 metros. Sin embargo, es lo suficientemente profundo para poder disponer del transporte fluvial - los barcos de excursión que navegan a los lugares de interés turístico mundialmente famosos. Hay ocho islas por el camino fluvial dentro de la ciudad de Praga, y una península que se llama Kampa. Una de estas islas se llama Isla de Tiradores (Střelecký ostrov), que antiguamente, en la Edad Media, era un campo de entrenamiento para los arqueros.

Jardines de Praga

Los jardines y los parques de Praga crean un mundo propio! En primer lugar, están los jardines ornamentales de los diferentes palacios de la nobleza: el Waldstein, los jardines de Czemin, los jardines del palacio de Kolowrat, Furstenberg, Ledebour, Vrtba, Pállfy, Thun-Hohenstein y el jardín del palacio de Lobkovicz, todos de muy rica historia. Algunos de estos jardines no están abiertos al público o lo están pero sólo en determinadas ocasiones. Ese no es el caso de los jardines reales detrás y debajo del castillo de Praga. Al famoso escritor Franz Kafka le gustaba ir a pasear por los jardines de Chotek (Chotkovy sady) en la parte trasera de la residencia de verano Belvedere..

Símbolos de Casa en Praga 

Mucho antes de que la gente en Praga identificara sus casas con los números, se marcaban las viviendas usando los llamados símbolos de la casa, cuyo imaginario generalmente estaba vinculado de una u otra forma con la historia de la propia casa, o al comercio que se practicaba entre sus paredes (como campanas, latas, anillos, copas, llaves, etc.) Los símbolos de las casas (animales, especialmente leones y corderos, burros y osos, carpas y serpientes, luego, velas, zapatos, violines, ángeles y muchos otros) fueron modelados en yeso, cincelados en piedra, pintados en la fachada o forjados en hierro. Por eso, los edificios recibián los nombres poéticos como "El serpiente azul" o "El Cisne blanco."

A lo largo del camino real, por la calle Celetná, subiendo la calle Nerudova en la Ciudad Pequeña, por ejemplo, muchas de estas pequeñas obras de arte han sido cuidadosamente preservadas y han sobrevivido hasta nuestros días.

Niño Jesús de Praga

En un altar lateral de la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria está el hermoso Niño Jesús de Praga. Las figuras de cera vestidas en túnicas valiosas tienen origen en el siglo XVI y se dice que hacen milagros. Una princesa española lo trajo a Bohemia y su hija, la princesa Polixena de Lobkowicz, se lo donó al convento. En la piadosa época barroca, el Niño Jesús de Praga pronto empezó a ser venerado por sus poderes milagrosos. Desde entonces, el lugar sagrado ha sido visitado por los peregrinos de todo el mundo.